Las cooperativas, en especial, las de servicios públicos surgieron en nuestro país por iniciativa de los vecinos de las diferentes localidades o parajes en donde existía una necesidad insatisfecha, debido a que tanto el estado como las empresas privadas con fines de lucro no tenían intención de instalarse allí, porque dicha actividad no era rentable para la empresa o insumía un costo muy elevado para la escasa cantidad de gente que requería la satisfacción de esa necesidad.

En principio, las cooperativas eléctricas, surgieron como tales, brindando este servicio básico a toda la comunidad; pero, luego, con el paso del tiempo, tuvieron que ir diversificando el objeto social, para de esta forma, cumplir con los requerimientos de los asociados, sus propios dueños, quienes necesitaban que esta empresa de la economía social brindara diferentes servicios para poder desarrollar su vida a diario.

Debemos resaltar que las cooperativas se basan en principios y valores cooperativos, aspecto esencial, que las diferencia del resto de las empresas privadas, y que demarcan el camino que las mismas deben transitar, respetando y pregonando por la vigencia real de los mismos.

Es así que las cooperativas promueven valores como la ayuda mutua, responsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad, en cada uno de sus actos. Sus miembros creen en los valores éticos de honestidad, transparencia, responsabilidad social y preocupación por los demás. De esta forma, las cooperativas realizan diferentes tipos de actividades y acciones en las cuales se reflejan cada uno de estos valores, para construir día a día una sociedad mejor.

Por otra parte, los principios cooperativos constituyen pautas a través de las cuáles las cooperativas ponen en práctica sus valores. Es por ello que desarrollan su accionar primando:

1- Adhesión abierta y voluntaria.

2- Control democrático de sus miembros.

3- Participación económica de los miembros.

4- Autonomía e independencia.

5- Educación, capacitación e información.

6- Cooperación entre cooperativas.

7- Compromiso con la comunidad.

Debemos destacar la importancia de esta empresa social en la localidad, y resaltar, ante nada, que sin la presencia de la misma, hoy, Alcira Gigena, no sería lo que es, ni tendría el mismo desarrollo económico y social que se ha generado a través de los años.

 

Asimismo, gran parte de las acciones que realizan estas entidades, en muchos casos, no se ven, es decir, son intangibles, no podemos cuantificarlas; esto sin percatar que, muchas veces,  dichas acciones son las que la distingue como tal, y por la que subsiste su existencia en el tiempo, generando mayor desarrollo, igualdad y crecimiento económico-social en las comunidades.